¿Sabías cuántos cepillos de dientes de plástico se tiran al año?

Cada año al menos 190 millones de cepillos de dientes de plástico se compran y se tiran a la basura, es decir unas 2,200 toneladas de residuos plásticos sin reciclar por año.

Una persona normal de media tira aproximadamente 300 cepillos de dientes a lo largo de su vida. Cada uno de esos cepillos de dientes de plástico puede llegar a tardar 75 años en degradarse.

Si sumamos todos los cepillos nos sale una cifra de unos 5 kilos aproximadamente de plástico sin reciclar.

El cepillo de dientes es un artículo de higiene personal imprescindible en la vida de una persona encargado de cuidar la salud de nuestros dientes y encías. Pero tiene una gran desventaja al igual que con otros productos habituales, la mayoría de ellos se fabrican principalmente de plástico, BPA, un producto químico utilizado para fabricar todo tipo de plásticos policarbonato.

Como se le da uso diariamente y está continuamente en contacto con la humedad y bacterias se recomienda cambiarlo periódicamente. Eso nos crea una media de tres o cuatro cepillos al año para una sola persona.

También es conveniente saber qué los cepillos de plástico convencionales no se pueden reciclar al no ser envases, no pueden desecharse en el contenedor amarillo, pero se les puede llegar a dar otro uso, una segunda vida como otro objeto de limpieza para zonas pequeñas etc.

 

 

¡Los cepillos de dientes de bambú son 100% biodegradables y marcan una gran diferencia para nuestro planeta!

Los cepillos de dientes de bambú están hecho 100% de madera de bambú, sus cerdas han sido mejoradas con carbón vegetal.

No están contaminados por BPA(productos químico utilizados para fabricar todo tipo de plásticos)  

Tanto el contenido como el producto en sí siempre son biodegradables. Son antibacterianos y resistentes al agua de manera natural.

Completamente ecológicos y respetuosos con el medio ambiente,  no se nota  ninguna diferencia con los de plástico durante los cepillados.

No tienen sabor. Lavan los dientes perfectamente como cualquier otro cepillo y así una cosa menos de plástico que tendrá una persona en casa.

Deja una respuesta